Algunos consejos para escribir

Para empezar hay que mentalizarse de que no es fácil ponerle el punto final a tu novela. ¿Quieres escribir y publicar tu novela sin esfuerzo y en poco tiempo? Entonces, me temo, que este no es tu sitio. Y es que hay que ser muy paciente para darle al libro el final que se merece, por lo tanto, no es coser y cantar, para escribir hay que tener de una paciencia, a veces infinita, (también se puede aplicar en la vida 😉 ) Así que tienes que estar muy decidido desde el principio y dispuesto a pasar mucho tiempo hasta que puedas ver tus frutos, que serán muchos, no los pongo en duda. Aunque pueda parece difícil, ¡VALE LA PENA! Vale la pena pasar lo que se que tenga que pasar para que veas tu novela acabada y lista para enviar a cualquier editorial. Así que el primer consejo que te doy, es lo que te he dicho más arriba, ¡TONELADAS DE PACIENCIA! Si tienes claro esto, si estás mentalizado en esto, lo demás no será tan difícil 🙂

Más ideas para los que deseáis ver vuestra novela acabada:

1- Hazte un Horario; Aquí deberás de establecer un tiempo para escribir, un tiempo para descansar, y otro tiempo, para salir a dar una vuelta con los amigos, para coger ideas. ¡NO te empeñes en explotar cuánto antes la idea! Un buen escritor lo empieza siendo si se marca un buen horario, con horas de escribir, y con horas de descanso.

2- Elije bien qué tipo de historia quieres contar: decide el género que quieras hacer, el que más leas ese es tu género, con el que más te sientas seguro de ti mismo. Elige un target (un público) como en una producción audiovisual elije la franja de edad para tu libro, después, tendrás claro el estilo que se acomodará, tanto a tu forma de redacctar, como la idea general que pretendes darle al lector.

3- Piensa en un personaje principal: Es el personaje que llevará toda la argumentación y toma la trama que te hayas planteado en la novela, un personaje real, hará que el lector se interne más en la novela y pueda disfrutar mejor ya que un personaje creíble te aseguras la atención del lector. Tienes que conocerlo como si fuera tu mejor amigo o amiga. Si defines bien el personaje, de algún modo él ya lleva la historia dentro de sí.

4- Establece las coordenadas espacio-temporales: Haz que hay conexión entre el espacio y el tiempo que le vayas a poner a tu novela, tú eres el creador, y como tal, has de saber en qué edad se desarrolla la novela, si la novela se desarrolla en dos épocas tendrás que dejarle desde el principio al lector que esa novela se desarrollará en diferentes épocas, así, podrás conseguir que el lector no se te pierda por el camino. ¿Dónde va a tener lugar la historia? ¿Cuándo sucederá? Estos parámetros tienen que estar bien definidos en el esquema previo a su escritura.

5- Traza una línea argumental, aunque sea poco detallada. Si sábes como va a acabar, mejor. Así todos tus pasos irán en la misma dirección.

6- Piensa qué elementos te gustaría que apareciesen en tu novela: Elige el tipo de ingredientes que llevará tu composición, tu obra, decide si llevará aventuras, si llevará misterio, si tendrá romance, elige el modo de contar la historia mediante los ingredientes, estos, también se te ocurrirán en la elección del género de la novela que vayas a escribir.

7- Empieza a Escribir: Una vez que has rellenado todos los pasos anteriores (en su correspondiente orden) Es hora de empezar a escribir lo que se te vaya ocurriendo, puede ser pequeñas ideas, u otras grandes, lo importante es que empieces a plasmar esas ideas en el papel y no dejar nunca que se agoten, tendrán tus más y tus menos, pero no dejes de escribir, aun cuando te encuentres cansado escribe, así tendrás más emociones y sentimientos reales en tu novela.

8- Sigue escribiendo: Si te bloqueas no pasa nada ¡Sigue Escribiendo! No dejes de escribir, aunque tengas un mal día, escribir se consigue escribiendo.

9- No pares de escribir.

10- Ahora, si quieres, puedes revisar lo que llevas y ver qué tal va la cosa. No te desanimes si ves que no tiene mucho sentido. Recuerda que estás empezando y que los mejores escritores también tuvieron un comienzo. Porque aunque no veas sentido en lo que has escritor sí lo tiene. ¡Estás rellenando tu primer borrador!

11- No esperes escribir un best-seller a la primera. Quítate presión. Lo normal es que tu primer libro sea muy normalito, pero es necesario ir mejorando poco a poco, escalón a escalón. Sthepen King consiguió el éxito a base de esfuerzo, J.K. Rowling empezó desde lo más bajo hasta lo que hoy conocemos como el éxito de haber escrito una saga de siete libros con ocho películas.

12- Termina el libro. Cuando pienses que el final es el que es, ponle el punto y final. ¡Felicidades! ¡Has acabado tu primer libro! Pero tranquilo, hay que seguir con los demás consejos, es un progreso sí, has terminado tu primer libro, ahora faltan más cosas que hacer.

13- Déjalo reposar unos días: Tomáte unas vacaciones ya que has conseguido escribir una novela, has invertido tiempo en algo que te gusta, ahora toca descansar, tomar un respiro para estar con las pilas al 100%

14- Revísalo. ¿Qué te parece? Evaluate a ti mismo.

15- Dáselo a alguien para que lo lea. Busca a una persona apropiada: que sepa de la materia, sea sincera, y a la vez, delicada. Así el golpe será menor 😛

16. Lo has conseguido. Has terminado un libro. Es mucho más de lo que consigue la mayoría.

17- Ahora sólo basta contactar con una editorial y esperar la respuesta de la misma. ¡No te desesperes si tardan! Dedicate a descansar, lee, y sobre todo, empieza con otra idea para seguir creciendo y mejorando.

Lo más seguro es que la mayoría estarán tan deseosos de empezar a escribir una novela que olvidaréis empezar por lo básico. ¡Hay que rellenar un esquema con los primeros seis puntos! Tenéis que armaros de paciencia, porque si tenéis la idea, podéis hacer poco, porque os faltaría un estilo personal, y eso es más complicado. Tenéis que dejaros llevar por vosotros mismos en cuanto al estilo, buscar uno que os caracterice y os diferencie del resto de escritores. Y es que a veces hay que encontrar la respuesta a una pregunta.

Y TÚ ¿POR QUÉ ESCRIBES?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *