El guión

El guión propone principios, no normas. Por lo tanto, las normas dicen que, se debe hacer de esta manera, en cambio, los principios, se limitan a decir, esto funciona… La diferencia resulta crucial. Nuestro trabajo, como guionistas, no debe seguir el modelo de una obra <<bien hecha>>, sino que debe estar bien hecho según establecen los principios que conforman nuestro arte. El guión propone formas eternas y universales, no fórmulas. Ya que, el guión, propone arquetipos y no estereotipos, que a veces, terminan por repetirse innecesariamente. De todo el esfuerzo creativo, el setenta y cinco por ciento o más de la tarea de un escritor consiste en diseñar la historia ¿Quiénes son esos personajes? ¿Qué quieren? ¿Por qué lo desean? ¿Que hacen para conseguirlo? ¿Qué les detiene? ¿Cuáles son las consecuencias? Nuestra inconmensurable tarea creativa consiste en responder a esas imponentes preguntas y darles forma de narración. La narrativa exige tanto una imaginación vívida como un pooderoso pensamiento analítico. Una historia bellamente narrada es una unidad sonfónica en la que la estructura, el entorno, el pensaje, el género, y la idea se funden sin costuras. Para encontrar su armonía, el escritor debe estudiar los elementos de la historia como si fueran instrumentos de una orquesta, primero por separado y después como los componentes del concierto. El guión se divide en diferentes partes:

  • La estructura es una selección de acontecimientos extraídos de las narraciones de las vidas de los personajes, que se componen para crear una secuencia estratégica que produzca emociones específicas y expresen una visión concreta del mundo.
  • Un acontecimiento narrativo crea un cambio en la situación de vida de un personaje, tiene significado y se expresa y experimenta en términos de VALOR.
  • Los valores narrativos son las cualidades universales de la experiencia humana que pueden cambiar de positivo a negativo, o de negativo a positivo, de un momento a otro.
  • Los acontecimientos narrativos producen cambios cargados de significado en la situación de vida de un personaje, se expresan y experimentan en terminos de valor y se alcanzan a través del conflicto.
  • Una escena es una acción que se produce a través de un conflicto en un tiempo y un espacio más o menos continuos, que cambia por lo mennos uno de los valores de la vida del personaje de una forma perceptiblemente importante. En una situación ideal, cada escena se convierte en un Acontecimiento narrativo.
  • Un golpe de efecto es un cambio de comportamiento con una acción/reacción. Golpe a golpe esos comportamientos cambiantes dan forma al giro que se produce en la escena.
  • Una secuencia es una serie de escenas -habitualmente de dos a cinco-que culminan con un mayor impacto que el de cualquier escena previa.
  • Un acto es una serie de secuencias que alcanza su punto más importante en una escena de clímax y que provoca un gran cambio de valor, más poderoso en su impacto que cualquier secuencia o escena anterior.
  • Clímax narrativo, una narración está formada por una serie de actos que se desarrollan hasta alcanzar un clímax del último acto, o un clímax narrativo que conlleva un cambio completo e irreversible
  • Crear una trama significa navegar por las peligrosas aguas de un relato, y al enfrentarnos a una docena de direcciones diferentes, elegir la ruta correcta. La trama será la elección que haga el guionista de los acontecimientos y del diseño temporal en que los enmarque
  • El diseño clásico implica una historia construida alrededor de un protagonista activo que lucha contra fuerzas externas antagonistas en la persecución de su deseo, a través de un tiempo continuo, dentro de una realidad ficticia coherente y casualmente relacionada, hasta un final cerrado de cambio absoluto e irreversible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *