Entrevista a Álvaro Prian

Vamos a empezar con algo fácil para romper un poco el hielo. ¿Alguna vez te habían entrevistado antes? ¿Qué te parece esta entrevista, que ideas tienes respecto a ella? 

R: Sí, ya me habían entrevistado antes, aunque para una revista digital, es la primera vez que me dan la oportunidad, la verdad. Es una oportunidad que no me lo esperaba, pues, yo, que no soy muy conocido, que una revista digital me permita formar parte de su exclusiva, es sin duda, un placer y un honor. Pues me espero que sea una entrevista en la que me muestre tal y como soy, contando quién soy, y quién es mi libro. No vengo a decir, compra mi libro, o me enfado, por supuesto que no, es más, yo con la publicación de Los Latidos De Un Corazón no he querido llegar a la fama o al éxito de forma rápida. Si he querido publicar ha sido porque me encanta este mundo, y porque, me gusta enseñar a la gente lo que yo he disfrutado escribiendo.

Eres muy joven. A los veinte años ya has tenido la oportunidad de escribir y publicar, una tarea nada fácil. ¿Cómo es para alguien de tan corta edad la aventura de decidirse a escribir y conseguir publicar un libro? ¿Cuál es tu experiencia?
R: Sí, tal vez, esto sea lo chocante, ¿No? Que tengo veinte años y que haya publicado un libro en el que se hable de ese amor verdadero que es propio de una persona mayor ¿No? Pero yo no me he amedrentado puesto que he creído en mis capacidades, vale, sin mínimas, pero, son capacidades al fin al cabo. Sin duda alguna, es una locura. Así es como catalogo yo, el día en el que mi vida se convirtió en una gran locura. Aquel día en el que presenté mi novela, empezó la locura más grande de mi vida. Yo quería que la gente supiese que había escrito un libro, en el que había disfrutado escribiendo, que había disfrutado viviendo, es algo único, la verdad, y más a mi edad ¿No? Que últimamente no hay oportunidades para los jóvenes, y como dijo Pablo Alborán en los premios 40, hay que dar la oportunidad a los jóvenes, no importa si se quieren dedicar a la música, o a la literatura, pero que se sientan queridos y aceptados. Experiencia, ninguna, Los Latidos De Un Corazón es mi primera novela, y por lo tanto, mi primera experiencia. Me gustaría decir que llevo años de experiencias, sí, pero, de momento, disfruto el momento en el que me encuentro.
11800170_529585790537544_612654249298646958_n
¿Tienes alguna manía o costumbre a la hora de escribir o leer? ¿Cuál?
R: (Risas) Sí, tengo varias… La primera costumbre que tengo es ordenar el escritorio (suelo ser muy desordenado, mi orden no es el mayor fuerte) Después, cuando creo que está ordenado, lo que hago es cerrar los ojos, e imaginar la escena, parecerá muy cinéfilo, pero es que así es como puedo desarrollar mejor una escena, o una secuencia, por imágenes, soy un escritor muy visual, la verdad. Y después, cuando, he imaginado la escena que quiero escribir, en un Word aparte del original, trato de establecer la conexión entre una idea y otra, difícil, trabajosa, pero de momento, es lo que a mí me supone que el libro salga como mis esquemas lo han planteado. Y en cuanto a las costumbres que tengo de leer, no suelo tener algunas, aunque algunas veces he preferido encerrarme con el libro en una habitación aparte, fuera tecnología, para entrar dentro de una novela. Más de una vez he pensado que siempre es bueno que estemos durante media hora sin ninguna tecnología, que disfrutemos de lo que tenemos, así, sabremos darle el valor a las cosas y tratar de estar fuera de la rutina.
Tu libro Los Latidos De Un Corazón, publicado por la editorial Seleer, ¿qué significa para ti?
R: Significa mucho. De hecho la publicación me ha cambiado la vida, dándole un giro de más de 180 grados. Como dice Albert Espinosa con su primer libro, El Mundo Amarillo, en mi caso, Los Latidos De Un Corazón, es el libro al que le tienes especial cariño, es como tu primer hijo, al menos, sé que el comienzo como escritor, lo hice con un libro al que le tengo mucho cariño por lo que me ha supuesto, y por lo que me ha significado en mi vida. Es difícil olvidar de donde has venido cuando sabes que de la nada has empezado y estás viviendo realmente tu sueño. Es una experiencia única, y animo, a todos los que tienen un sueño que no se cansen de perseguirlo.
Tengo entendido que estás trabajando en nuevos proyectos. ¿Cuáles son tus planes para el futuro, qué esperas de él?
R: Sí. Hay algunos que por circunstancias que o bien no me han convencido mucho, o que aún no están listos para salir a la luz, he decidido plantearme un reto de actualidad, tratando diferentes temas, como la  lucha de un sueño, como la fama rápida, la diferencia entre vocación y obligación. Es una idea que me viene a la cabeza desde hace mucho tiempo, y a día de hoy, le estoy dando vueltas para que sea llamativa, para que ésta idea, original, sea una idea que a la gente le guste, y le llame la atención. Mi futuro está claro, quiero dedicarme a esto,  pero será difícil, pues esto que es escribir no te da de comer, eso me lo han dicho muchas veces, pero es un sueño, y yo lucharé por ello, pero también hay que saber, que antes de dedicarme profesionalmente a esto, necesito trabajar en diferentes sectores, y conjugar el trabajo, prefiero audiovisual, con escribir. Soy muy creativo, y necesito estar en trabajos en los que la creatividad esté presente, sí, hay muy pocos que lo tienen, pero, si nosotros no decidimos si la creatividad entra a la hora de hacer ideas, es difícil que la creatividad entre sola. Hay que trabajar, hay que creer en uno mismo, pero sobre todo, pensar que aunque haya publicado un libro, soy alguien más de la calle, que le ha afectado la crisis, que no vive de lo que escribe, y como todos, debe entrar a un puesto de trabajo, formado, y sobre todo, capacitado y mentalizado en que escribir no te va a dar de comer todos los días. Aunque no lo voy a dejar, claramente, es un pasatiempo, es algo que me gusta, y seguirá estando hasta que me muera, eso lo tengo claro.
No podemos hablar del futuro sin tener en cuenta el pasado. ¿Cómo surge el querer ser escritor? ¿Te ha gustado ese mundillo siempre? Si es así, ¿qué recuerdos o anécdotas relacionadas con él tienes? Si no te gusta desde siempre, ¿en qué momento tomó un lugar más importante en tu vida?
R: Surge desde pequeño. Mis padres me han inculcado una cultura bastante lectora, y a día de hoy, sigue aumentando. Siempre he sido ese típico chico que se le veía con un libro en la mano, y todo el mundo, ya me decía que era un débil, o que, por leer, era alguien sin vida social, lo que muchos llamaban, el friki, y mira ahora, todo el mundo somos frikis de algo, desde Star Wars, hasta ser consumidores de Reality Shows, pasando incluso por ser frikis de los libros. No podemos juzgar a alguien que por gustarle un determinado tipo de libro, o un determinado tipo de programa, estemos siempre criticando sus gustos, no entiendo a la sociedad de hoy día, prefiero respetar los gustos de una persona, que no obligar, o prohibir a alguien, que vea o no vea determinado programa, o leer determinado libro. Me gustan los gustos de la gente, de hecho. Desde que tenía 8 años he llevado un libro en la mano, siempre, aprovechando el tiempo para leer una página o dos. La anécdota que se me ocurre ahora es que cuando tenía 10 o 11 años siempre que podía, después de leer un libro, intentaba seguir con la historia, con los mismos personajes, pero claramente, no tenía capacidades y las desechaba. Pero eran momentos muy buenos porque te imaginas un personaje en la historia, y tienes ese personaje para todo el día, era muy divertido verme pensando que era un habitante más de Narnia.
Normalmente la iniciativa de coger un libro, abrirlo y leerlo nos la inculca alguien: una madre y sus cuentos para dormir, un profesor, un amigo que recomienda el libro…¿Quién te mostró la puerta hacia el mundo de la literatura?
R: Como he dicho antes, mis padres, pero a parte de ellos, también lo hizo mi profesor de lengua y literatura, al que le tengo un especial cariño por lo que me transmitió, por lo que me enseñó de la lectura, pero sobre todo, de el por qué lo bueno de leer, mis padres, y mi profesor, son los que me hicieron abrir, disfrutar, y vivir, un libro.
¿Escritor favorito? ¿Por qué? ¿En qué escritores te inspiras? 
Foto final
R: Escritor favorito, Blue Jeans. Me parece un escritor ejemplo, ya que, él, desde la nada, desde lo más desconocido, estar donde estar él ahora, es sin duda, un ejemplo de que los sueños se pueden conseguir, si quieres luchar por tus sueños, has de saber que será difícil pero tampoco imposible. Y me inspiro en Blue Jeans, Javier Ruescas, Manu Carbajo, y Jhon Green.
¿Qué géneros prefieres a la hora de leer y a la hora de escribir?
R: Prefiero escribir novelas juveniles, la verdad, pero sé que sería todo un reto el poder escribir una novela de ciencia ficción. Y en cuanto a mis lectura, leo todos los géneros posibles menos el érotico, y el historico, todo lo demás, me gusta leerlo y disfrutarlos.
Y ya, para terminar, ¿podrías definir en una palabra la literatura?
R: Pienso que la literatura es VIDA.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *